http://articulos.giffmex.org > nuevo testamento > 1 corintios

Un dato general

Los primeros en convertirse eran de la familia de Estéfanas:

"ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos." (16.15)


1 Corintios 1.10-4.21

Los Cristianos en Corinto se estaban dividiendo en facciones, cada una prefiriendo su líder favorito, en base a su elocuencia, su habilidad retórica, y su sabiduría.

"Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo." (1.11-12)

"habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones" (3.3)

"diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos" (3.4)


1 Corintios 5.1-13

Un Cristiano en Corintio se había acostado con su madrastra o hasta se había entrado en una unión libre con ella.

"De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre." (5.1)


La respuesta de la iglesia era una de soberbia y jactancia acerca de la situación, como si fuera algo positivo:

"Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción?" (5.2)

"No es buena vuestra jactancia." (5.6)


Parece que unos Corintios había malentendido una carta anterior de Pablo. Él les había dicho que no deben asociarse con los que tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio. Pero ellos entendieron que la prohibición sólo era de no asociarse con los inconversos que hacen eso.

"Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo." (5.9-10)


1 Corintios 6.1-11

Algunos Cristianos en Corinton había llevado a otros Cristianos ante un tribunal romano para resolver sus pleitos, en lugar de resolver los problemas en la iglesia:

"¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos?" (6.1)

"...el hermano con el hermano pleitea en juicio, y esto ante los incrédulos?" (6.6)


1 Corintios 6.12-20

Algunos Cristianos en Corinto había tenido relaciones sexuales con prostitutas. (Debe mencionarse que en el primero siglo, probablemente hubieran sido prostitutas de los templos paganos. El sexo con estas prostitutas era parte de su adoración a los dioses paganos)

"¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella?" (6.15-16)


Ellos había usado eslóganes para justificar sus acciones:

"Todas las cosas me son lícitas" "Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas" (6.12, 13)


1 Corintios 7.1-40

Los Corintios le había escrito a Pablo, afirmando la idea que es bueno abstenerse de las relaciones sexuales, aún dentro del matrimonio.

"En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer;" (7.1)


El Platonismo y otras filosofías menospreciaban el cuerpo como algo inferior, hasta malo. Y la muerte sería una liberación del alma después de estar encarcelado en el cuerpo malo toda la vida.


En la práctica, esta idea podría expresarse de dos maneras contrarias:

  • Otros hacían lo que querían con sus cuerpos, porque creían que algún día dejaría sus cuerpos para siempre.
  • Algunos evitaban todo tipo de placer físico o corporal para ser más "espiritual."

Es probablemente por la influencia de este tipo de enseñanza que los Corintios plantearon a Pablo la idea de abstenerse de las relaciones sexuales.


1 Corintios 8.1-11.1

Debemos notar que no había restaurantes en el mundo antiguo. Si quisieras comer fuera de la casa en una ciudad como Corinto, lo más cercano a un restaurante era el templo pagano, donde ofrecían sacrificios y todos los presentes comían la carne.


A veces los inconversos - sus familiares, vecinos y compañeros de trabajo - invitaba a los Cristianos a comer con ellos en sus casas o en los templos paganos.


Algunos Cristianos había decidido aceptar las invitaciones. Se justificaban diciendo que que los dioses paganos no son reales. ¿Qué importa si un Cristiano va sólo para comer, no para adorar? Y, la comida en sí era lícita comer, ¿no?

"Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil" (8.10a)

"Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él." (8.4-6)

"Todo me es lícito" (10.23)


1 Corintios 11.2-16

Pablo comienda a los Corintios por su fidelidad a Pablo y a las tradiciones que él les enseñó:

"Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué." (11.2)


No es claro de 11.2-16 si las mujeres en la iglesia en Corinto habían dejado de cubrir sus cabezas durante el culto, o si los Corintios simplemente estaban preguntando a Pablo acerca de la posibilidad de hacerlo:

"Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado." (11.5)


1 Corintios 11.17-34

Su práctica de la Santa Cena estaba causando conflictos entre ellos.

"Pues en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo." (11.18)


Debemos notar que la Santa Cena se realizaba en el contexto de una comida. El plan se distribuía al inicio de la comida, y la copa después de la comida.


Algunos, los ricos entre ellos, no esperaban la llegada de los pobres, y empezaban a comer sin ellos. Cuando los pobres llegaban (de sus campos o de sus labores), ya no había mucho que comer, y quedaban con hambre.

"Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga. Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis?" (11.21-22)


1 Corintios 12.1-14.40

Los cultos en Corintio eran participativos: cada uno podía participar con algun mensaje o contribución: "¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación." (14.26)


Pero los Cristianos en Corinto se estaban dividiendo sobre el uso de sus dones espirituales en los cultos. Todos querían tener el don de hablar en lenguas, y los que lo tenían menospreciaban a los que no lo tenían. Los que no lo tenían fueron hechos a sentir que no valían.


Además, hubo desorden en los cultos. En lugar de esperar su turno para participar en el culto, todos querían contribuir al mismo instante, y cuando algunos hablaban en lenguas, otros no entendían, porque no hubo interpretación de lo que decían. (implícito en 14.27-31)


Parece que algunas de las mujeres hablaban durante el culto o interrumpían el culto con sus preguntas.

(implícito en 14.33-35)


Pablo ya había anticipado este tema en la sección de acción de gracias en capítulo 1:

"porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia;" (1.5)

"de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo;" (1.7)


1 Corintios 15.1-58

Algunos decían que no habrá una resurección de los muertos:

"Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos?" (15.12)

Debemos notar que el Platonismo enseñaba que el cuerpo físico era malo, y que la muerte era la liberación del alma de su encarcelamiento dentro del cuerpo. Para el platonista, la idea de una resurrección del cuerpo sería horrible. ¡Sería un regreso a la cárcel! Por esta razón el evangelio era difícil para personas como los Corintios aceptar esta doctrina.


Pablo percibe que esta creencia fue resultado de amistades inapropiadas con personas no cristianas:

"No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres." (15.33)


Pablo anticipa una objeción de parte de alguno de ellos o de un inconverso con quien ellos han conversado:

"Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán?" (15.35)