http://articulos.giffmex.org > nuevo testamento > 1 pedro

1 Pedro no contiene referencias específicas a sus lectores, detalles acerca de la vida del autor, ni saludos personales. Pedro no parece haber conocido a sus lectores muy bien. Sin embargo, escribió una carta muy pastoral y sensible. La carta no contiene polémicas contra falsos maestros ni evidencia de facciones entre los lectores. La circunstancia más importante que provocó la carta era la persecución de los lectores por los inconversos alrededor de ellos.


La naturaleza de la persecución en 1 Pedro

Antes se creía que la persecución mencionada en 1 Pedro se trataba de la persecución oficial del Imperio Romano. Evidencia:

  • 3.15: La necesidad de estar preparado para dar una “defensa”—¿defensa en la corte?
  • 4.12: ¿Es el “fuego de la prueba” literal? (Nerón quemó a los Cristianos)
  • 4.15-16: ¿Es ser Cristiano un crimen paralelo con ser asesino, ladrón o criminal?
  • 5.9: La persecución parece ser ámplia, todo el imperio o todo el mundo.

Pero, en realidad ahora creemos que la persecución mencionada aquí era una persecución local:

  • No hay evidencia de una persecución romana oficial a través del imperio para el tiempo en que 1 Pedro fue escrita. La persecución de Nerón (64d.c.) fue limitada a Roma, y la primera persecución oficial fue en el tiempo de Domiciano (81-96 d.c.) y Trajano (98-117 d.c.).
  • Los textos mencionados arriba pueden ser interpretados mejor como respuestas a una persecución informal.
  • En ninguna parte de 1 Pedro es la persecución conectada con el imperio o el emperador. Más bien, Pedro habla en términos positivos acerca del emperador y los oficiales del gobierno (2.13-14, 2.17).

Sobre todo, la persecución que los lectores de esta carta habían experimentado fue mayormente abuso verbal, no física. Es interesante notar los verbos griegos que Pedro usa. Con la excepción del último punto en la lista abajo, son verbos que tienen que ver con el uso de la boca:

  • Calumniar, murmurar (2.12, 3.16)
  • Insultar (3.9)
  • Denunciar, maltratar (verbalmente) (3.16)
  • Ultrajar (4.4)
  • Ultrajar, insultar (4.14)
  • Golpear (2.20 - en el contexto de esclavos y amos)


El maltrato que recibieron produjo en ellos sufrimiento (1.6, 2.19), ganas de retallar (2.23, 3.9), temor (3.6, 3.14), confusión (4.12), vergüenza (4.16), y ansiedad (5.7)


Propósito

Dada estas circunstancias, entonces, podemos decir con confianza que el propósito de Pedro en escribir esta carta era para consolar y animar a los creyentes que enfrentaban la persecución y el maltrato. 5.12 es una expresión de este propósito.

Face of New Testament Studies, 382-3.