http://articulos.giffmex.org > nuevo testamento > apocalipsis

El autor de este recurso es amilenialista. Sin embargo, se considera importante reconocer las debilidades de este punto de vista:


La cantidad de sus interpretaciones que van en contra de la lectura más natural de Ap. 20.

  • Inserte una recapitulación en 20.1 donde uno espera una secuencia cronológica. La secuencia entre 19.20 y 20.10 también resulta engañadora.
  • La obra del ángel en v. 1 es supuestamente la obra de Cristo en el primer siglo.
  • Los mil años y la atadura de Satanás no son literales.
  • Lo que aparece ser una resurrección resulta ser el estado intermediario.
  • Un quiasmo complicado se necesita para ver la relación entre las dos muertes y las dos resurrecciones.

Los eruditos advierten que amilenialismo depende de una sola interpretación del libro. El paralelismo progresivo de Hendriksen es debatido. Hay varias ideas acerca de la estructura de Apocalipsis. Hasta los que cree en la recapitulación dentro de Apocalipsis no están todos de acuerdo con las divisiones. Y muchos preguntan por qué estas divisiones no son señaladas formalmente como tal en Apocalipsis.


En 20.4 los que son resucitados al principio de los mil años son las personas que resistieron a la bestia y el falso profeta. Pero amilenialistas por lo general consideran estos como personajes de los últimos tiempos. ¿Cómo es que los creyentes al principio de la época de la iglesia resistieron a personajes que vienen al final de esta época? En cambio, el premilenialismo parece una lectura más natural cuando dice que resistieron en caps. 13-19 y son resucitados en cap. 20.


La experiencia, juntamente con textos como Lc. 22:3, Hch. 5:3, 2 Co. 4:3-4, 11:14, Ef. 2:2, 1 Ts. 2:18, 2 Ti. 2:26 y especialmente 1 Pedro 5:8, parece indicar que el diablo no está atado, sino muy activo en la presenta época. Además, si la atadura de Satanás en 20.2 habla de la obra de Cristo en la cruz, ¿implica que cuando Satanás es desatado en 20.3 que parte de la obra de la cruz fue deshecha? Además, 2 Ped. 2.4 describe una atadura del mundo demoníaco que precede la primera venida de Cristo. Parece que debemos entender una serie de limitaciones progresivas puestas sobre el mundo demoníaco.


Ap. 20.4 no dice que los tronos estaban en el cielo. Además, 5.10, aunque no usa la palabra “trono”, específicamente dice que los creyentes reinarán en la tierra.


Los amilenialistas interpretan “almas” en v. 4 literalmente, a pesar de que interpretan casi todo el resto del texto simbólicamente. Pero Juan puede “ver” estas almas, y ellas están sentadas en tronos. Tal vez debemos entender “almas” como “personas” y reconocer que Juan no está tratando de hablar de la antropología aquí.


La proximidad de ἔζησαν a “la primera resurrección” en v. 6 mueve al lector a imaginar que las almas “vivieron” por estar reunidos con sus cuerpos. Una resurrección física es la lectura más natural.


La objeción contra el premilenialismo que Ap. 20 no incluye todos los detalles no es relevante. Ellos simplemente dicen que hay profecías del AT que no parecen haber sido cumplidos todavía, p. ej., las profecías que dicen que Cristo reinará con un cetro de hierro, un símbolo de poder y autoridad que no puede ser resistidos. ¿Cuándo sucederá esto? ¿En la iglesia? ¿En el estado eterno? Premilenialistas dice que estas profecías y otras serán cumplidas más naturalmente en el milenio.


Sí, dicen los premilenialistas, ellos creen en una rara mezcla de personas glorificadas y personas mortales en el milenio. Pero responden que la teología depende de la exégesis, no los instintos personales de lo que parece ser extraño o normal. Además, en esta época viven lado a lado creyentes regenerados, ciudadanos de la nueva raza humana, con seres humanos no regenerados. ¿Es menos raro esta combinación?


¿De dónde la rebelión? Solo se puede especular, dicen los premilenialistas. Ellos reconocen la fuerza de este argumento. Tienen por lo menos dos opciones:

  • descendientes de personas no glorificadas.
  • Puede ser que Cristo no destruye las naciones simpatizantes, solo las naciones opuestas a él.

En cuanto al argumento de los demás textos del NT, que unen la segunda venida, las resurrecciones y el juicio final como un solo evento, los premilenialistas pueden responder que los profetas unían la primera y segunda venida de Cristo como si fuera un solo evento, y después resultó que fueron dos. Puede ser que esto es lo que sucede con estos textos, y Apocalipsis 20 habla con más precisión que ellos.