http://articulos.giffmex.org > nuevo testamento > apocalipsis

Fuentes: Carey, Greg, “Teaching and preaching the book of Revelation in the church”, Review & Expositor 98 no 1 Wint 2001, p 87-100; Craddock, Fred B, “Preaching the Book of Revelation”, Interpretation 40 no 3 Jl 1986, p 270-282; Wishart, Charles Frederick, “Patmos in the pulpit: a meditation on apocalyptic”,Interpretation 1 no 4 O 1947, p 456-465; Wray, Judith K Hoch, “The revelation: worship resource for preaching”, Living Pulpit 12 no 3 Jl-S 2003, p 8-9


Fred Craddock nos urge a no evitar predicar sobre Apocalipsis solo porque no nos gusta el tiempo y el esfuerzo que se requiere para entenderlo. Nosotros y nuestras iglesias necesitamos y merecemos ser inspirados por esta parte importante de la Palabra de Dios. Además, predicar sobre Apocalipsis es una manera importante de disipar las ideas erróneas que se han desarrollado alrededor de este libro.


Los dos propósitos de este libro son de confortar a los Cristianos perseguidos, y fortalecerlos para resistir las presiones de la sociedad a aceptar una vida idólatra e inmoral. Debemos considerar cuál de estos dos propósitos es más relevante para nuestros oidores. Puede ser que nuestra iglesia es perseguida a menudo, o puede ser que hayan muchas tentaciones a las cuales nuestra iglesia está expuesta. Debemos mostrar a nuestros oidores las formas en que Apocalipsis les habla con respecto a estos propósitos.


Hay que aprovechar de los muchos himnos y coros basados en el libro de Apocalipsis. Usa su letra como material para tus sermones sobre Apocalipsis. Haz que se canten estos himnos y coros en los cultos donde se predica de Apocalipsis.


Hay muchos conceptos erróneos populares acerca de la escatología en general y acerca del libro de Apocalipsis en particular. Necesitarás corregir estos conceptos para ayudar a tus oidores a formar un mejor entendimiento de este libro.


El libro de Apocalipsis es una obra de arte. Inculca en tus oidores un sentido de fascinación para los muchos aspectos impresionantes de este libro, incluyendo sus muchas alusiones al Antiguo Testamento, y su vasta variedad de técnicas literarias.


Fred Craddock nos recuerda que el acto de explicar un texto no es igual al acto de predicar el texto. En el caso del libro de Apocalipsis, las explicaciones de sus detalles a veces impiden algo que es mucho más importante: permitir que el libro "forme su propio mundo" en las mentes de tus oidores.


Los mensajes a las siete iglesias en capítulos dos y tres formarían una buena serie de siete sermones. Se podría preguntar, "¿Cómo es nuestra iglesia similar a la iglesia en este texto?" "¿Qué escribiría Jesucristo si enviara una carta a nuestra iglesia?" "¿A cuál de las siete iglesias es más semejante nuestra iglesia?"


Judith Wray recomienda usar pasajes del libro de Apocalipsis a través del culto. Ella nota que hay referencias a la oración, al incienso, al silencio, a los testimonios, a las trompetas, y a las invitaciones. Yo añadaría las bienaventuranzas, las doxologías, y la apertura y lectura de libros. Estos elementos de Apocalipsis podrían conectarse a las diferentes partes del culto - tocar una trompeta, guardar silencio, quemar incienso, etc, para resaltar el texto de Apocalipsis a través del culto y no solo durante la predicación. Para dar un ejemplo, Wray recomienda que se usa Apocalipsis 22.17 como invitación a la Santa Cena.