http://articulos.giffmex.org > antiguo testamento > recursos generales

Una definición de la sabiduría|

Para los escritores del Antiguo Testamento, la sabiduría consiste en saber cómo funciona el mundo, saber cómo se relacionan las cosas de la vida, y ajustar la vida de uno para conformarse a este conocimiento. Dios ha diseñado al mundo con ciertas características y patrones, y la persona sabia discierne este orden cósmico inscrito en la creación, y su conducta se adapta para conformarse a él.

El estudio de los libros sapienciales

Por mucho tiempo el estudio de los libros sapienciales del Antiguo Testamento fue neglegido, porque se decía que la teología del AT tiene que ver con los grandes hechos de Dios, y como la literatura sapiencial no habla de estos hechos, no contribuye mucho al pensamiento del AT. Los eruditos dieron a estos libros una importancia limitada. C. G. Bartholomew, "Wisdom Books," en New Dictionary of Biblical Theology. T. Desmond Alexander y Brian S. Rosner, (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 2000)

El necio

Se puede decir que en el Antiguo Testamento, el necio es el que cree que puede ordenar su vida a su gusto. El necio es el que anda contra la corriente en lugar de ajustarse al diseño que se exhibe en la creación. El necio es el que explota y manipula la creación, sin límite, para avanzar sus propios sueños y metas.

El temor a Jehová

El Antiguo Testamento repetidamente afirma que el temor a Jehová es la fuente de la sabiduría (Job 28.28; Sal 111.10; Pr 1.7, 9.10, 16.6; Ecl 12.13). El temor a Jehová no es terror o espanto, sino reverencia y respeto para Dios en toda la conducta de uno. T. Desmond Alexander and Brian S. Rosner, New Dictionary of Biblical Theology, electronic ed. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2001).

La sabiduría y el conocimiento

La sabiduría no es igual al conocimiento. El conocimiento consiste en saber datos. Pero la sabiduría consiste en saber qué hacer con los datos, y acostumbrarse a hacerlo. El conocimiento sabe las reglas. Pero la sabiduría sabe cuándo y cómo aplicarlas a cada caso específico.

Omisiones en la literatura sapiencial

La literatura sapiencial del Antiguo Testamento no habla casi nada de la historia de Israel, la ley, el culto, la profecía, o los hechos de Dios.

Los libros sapienciales

La frase "literatura sapiencial" se refiere a los libros de Job, Proverbios, y Eclesiastés en el Antiguo Testamento, y los libros deuterocanónicos Sirac y La Sabiduría de Salomón.

Dos caminos

Un énfasis importante de la literatura sapiencial es que presenta la vida como una decisión entre dos caminos o senderos (Sal 1; Pr 1-9).

La tensión entre los libros sapienciales

Hay una tensión entre el libro de Proverbios, por un lado, y los libros de Job y Eclesiastés por el otro lado: Proverbios es un libro idealista. Proverbios dice, "Haz el bien, busca la sabiduría, y todo te saldrá bien. Haz el mal, rechaza la sabiduría, y todo te saldrá mal. Así funciona el mundo." Pero Job y Eclesiastés son libros más realistas, que nos enseñan que hay excepciones y límites a las reglas generales de Proverbios. A veces haces el bien como Job, pero te salen mal las cosas. Y según Eclesiastés, la sabiduría tiene sus límites, y uno no debe ser demasiado sabio. (Muchos han notado que los amigos de Job usan la teología de Proverbios para corregirlo a él, pero están equivocados acerca de él, y Dios tiene que corregirlos.)

La sabiduría y la moralidad

Hay una diferencia entre la sabiduría y la moralidad. Uno puede ser sabio en cuanto al funcionamiento del mundo, y usar su sabiduría para fines malos. Otro puede ser una persona con ética y moralidad intachables, pero ser ingenuo con respecto a la manera en que funciona el mundo. Sin embargo, la falta de moralidad es finalmente una postura necia, porque seremos juzgados por nuestra conducta, y sería necio vivir de una manera que ofende al que nos juzgará en el día final.

La sabiduría es un mensaje "desde abajo"

En el Antiguo Testamento, la literatura 'sapiencial' (es decir, acerca de la sabiduría - Job, Proverbios, Eclesiastés) es muy distinta a la literatura legal (el Pentatéuco) y los profetas. La ley y los profetas son mensajes 'desde arriba' - son mensajes y órdenes de parte de Dios que tienen que ser obedecidas. En cambio, los libros sapienciales son mensajes 'desde abajo' - son colecciones de descubrimientos que los seres humanos han hecho en sus observaciones acerca de cómo funciona el mundo.

La sabiduría y la religión

Hay una diferencia entre la sabiduría y la religión. Una persona puede ser sabia sin ser religiosa, y vice versa. Una persona entiende cómo funciona la vida, el mundo, las personas, sin ser religiosa. Otra persona es religiosa, pero a la vez ingenua en cuanto a la vida - no sabe manejar las finanzas, relacionarse con los demás, o resistir las tentaciones. Desafortunadamente, hay muchas personas que usan la religión como pretexto para no esforzarse a ser sabios. Dicen que Dios proveerá por ellos, y por eso no usan la sabiduría que Dios les dio para acudir a los médicos, estudiar adecuadamente, evitar riesgos innecesarios, usar estrategia para sus proyectos, etc.

La sabiduría y la creación

Según Job 28, Proverbios 3.19-20, y Proverbios 8.22-31, la sabiduría estuvo presente en la creación del mundo. Dios hizo al universo según un diseño sabio. Se puede decir que la sabiduría misma ha sido inscrita en la creación, y la creación está gobernada por las leyes de la sabiduría.

Fuentes: C. G. Bartholomew, "Wisdom Books," en New Dictionary of Biblical Theology. T. Desmond Alexander y Brian S. Rosner, (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 2000; Leo G. Perdue, "Wisdom literature", en Dictionary of Scripture and Ethics. Joel B. Green, gen. ed. (Grand Rapids: Baker Academic, 2011); Raymond C. Van Leeuwen, "Wisdom Literature" en Dictionary for Theological Interpretation of the Bible. Kevin Vanhoozer (Grand Rapids: Baker Academic, 2005), 847-850;