http://articulos.giffmex.org > ministerio > enseñanza y educación

Es contraproducente decir el nombre de la persona que no está prestando atención en clase, porque causas que los demás vean a esa persona. Pierdes la atención de ellos, también. Además, la persona misma se pone defensiva. Algunos maestros prefieren decir, «Sólo falta un par más de ojos, necesitamos la atención de dos ojos más.»


Si te mueves por el salón y haces otras actividades (repartir tareas, por ejemplo) mientras das instrucciones a los alumnos, la atención de ellos será dividida entre lo que haces y lo que dices. Muchos maestros recomiendan que te pares en un solo lugar mientras les das instrucciones importantes.


En lugar de describir la infracción, describe lo que deseas de tus alumnos. En lugar de decir, «Algunos no están siguiendo la lección», decir, «Estamos viendo la página 41 en nuestro texto...»


Este es un truco más para usar con niños pequeños: algunos maestros usan un conteo regresivo para que los niños se den cuenta que tienen que sentarse en su lugar al inicio de la clase y fijar sus miradas en ti.

Ojo: Este artículo debe considerarse 'en construcción' - puede ser que el autor añada más información en el futuro.