http://articulos.giffmex.org > antiguo testamento > Éxodo

Los diez mandamientos reflejan el trasfondo del éxodo. Dios quiso establecer un reino que contrastaba con el de faraón. No quiso que Israel volviera a las condiciones de explotación, violencia y codicia que definían su esclavitud en Egipto.


Así que el éxodo no fue simplemente un rescate singular, sino una memoria que Dios quiso que sirviera como impulso para Israel en todas sus relaciones interpersonales


Los primeros tres mandamientos forman la base de una sociedad que evita las dictaduras como la de faraón: Dios es un dios que no acepta rivales, y su imagen y nombre no pueden ser capturado, contenido, manejado, explotado o denigrado por nadie, incluso el Estado. Dios es un fin que tenemos que honrar y obedecer, no un medio que uno puede usar o explotar para provecho personal.


Los últimos seis mandamientos ponen límites a la codicia y el deseo de adquirir más y más al costo del prójimo.


Al centro de los mandamientos es el cuarto, el día de reposo. Es un contraste total con la dictadura de faraón, quién no dio descanso a los Israelitas cuando eran esclavos. Además el cuarto mandamiento es otro freno a la codicia - su propósito es frenar el afán que tenemos de trabajar, producir y consumir sin impedimento.

Resumen de Walter Brueggemann, Theology of the Old Testament. (Minneapolis: Fortress, 1997), páginas 182-186.