http://articulos.giffmex.org > nuevo testamento > lucas

La parábola del rico y Lázaro es distinta en que es la única parábola de Jesús donde los personajes tienen nombres (Abraham y Lázaro; el hombre rico no tiene nombre), y es la única parábola que sale de la vida cotidiana para enfocarse en la vida después de la muerte. Klyne Snodgrass, Stories With Intent, 419.


La miserable situación de Lázaro en la parábola del rico y Lázaro

  • Fue "echado" a la puerta del rico. Probablemente no pudo caminar, y alguien lo había echado ahí para pedir limosnas.
  • Lázaro "ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico": Snydgrass (425) dice que no eran migajas que se caían accidentalmente, sino panes que la gente usaba para limpiarse las manos y después echaban al suelo. Si estaba tan desesperado para comer estas migajas, probablemente su muerte fue por causa de hambre.
  • Los perros en v. 21 o eran perros callejeros o eran los perros del rico que, después de comer las migajas que Lázaro deseaba, todavía tenían hambre y lamían las llagas de Lázaro.
  • Snydgrass dice que las llagas de Lázaro, y su contacto con estos perros, le hubieran dejado ritualmente impuro.
  • Se menciona la sepultura del hombre rico, pero no se menciona la sepultura de Lázaro. Probablemente no fue sepultado por falta de recursos económicos.
  • Su nombre viene de Eleazar, y quiere decir "Dios ayuda" o "Dios ha ayudado".
  • No es el Lázaro que fue resucitado en Juan 11. Ese Lázaro no fue mendigo, y Abraham insiste que el Lázaro de esta parábola no sería resucitado.

El hombre rico en la parábola del rico y Lázaro

  • La parábola gira alrededor del rico, no Lázaro. El rico se menciona primero, habla más de una vez, y el texto se enfoca en su destino y sus preocupaciones. En cambio, Lázaro no habla y no actúa.
  • La palabra en Latín para "rico" es "dives", y por esta razón se surgió la idea errónea que el nombre del rico fue "Dives".
  • Se vestía de púrpura. Ropa de ese color era costosa, porque el color se hacía de caracoles marinos a través de un proceso complicado. (Snydgrass)

Paralelos entre la parábola del rico y Lázaro y la parábola del hijo pródigo

  • Tanto el hijo pródigo como Lázaro son pobres, tienen mucha hambre, y desean ser saciados con comida asquerosa
  • Ambos ellos en su miseria están en contacto con animales inmundos
  • Ambas parábolas mencionan celebraciones
    • La fiesta para celebrar el regreso del hijo pródigo
    • Las fiestas del hombre rico
  • Ambas parábolas mencionan una resurrección
    • El hijo pródigo figurativamente murió y regresó de la muerte (Lc 15.24)
    • Abraham dice que Lázaro no puede ser resucitado para advertir a los hermanos del rico. (Lc 16.31)

El Hades en la parábola del rico y Lázaro

  • Tanto Lázaro y Abraham como el hombre rico están en Hades. Hades era la palabra general para el lugar de los muertos. No era el nombre para el lugar de castigo para los malos (gehena). Sin embargo, la descripción demuestra que para Lázaro es un lugar de castigo.
  • "El seno de Abraham" (16.22) no es el nombre del lugar adonde fue Lázaro. Quiere decir que Lázaro fue llevado al lado de Abraham mismo en el banquete mesiánico mencionado en Lucas 13.28-29.
  • La "sima" (abismo, grieta) separa a Abraham y Lázaro del rico de la misma manera que las puertas de la casa del rico formaban una barrera impenetrable entre él y Lázaro.
  • El hecho de que el rico "alza sus ojos" en v. 23 implica que el rico está abajo, mientras Abraham y Lázaro están en un lugar más elevado.
  • No debemos imaginar que esta parábola es una descripción exacta de verdades escatológicas. Algunos elementos son necesarios para contar la parábola, por ejemplo, la sima entre ellos y su habilidad de comunicar a través de esta sima.

La estructura de la parábola del rico y Lázaro (Lucas 16.19-31)

  • Las respectivas vidas y muertes del rico y Lázaro (16.19-22)
    • La descripción del rico (19)
    • La descripción de Lázaro (20-21)
    • La muerte de Lázaro (22a)
    • La muerte del rico (22b)
  • La primera petición del rico a Abraham (16.23-26)
    • El contexto (23)
    • El rico pide (24)
    • Abraham responde (25-26)
  • La segunda petición del rico a Abraham (16.27-31)
    • El rico pide (27-28)
    • Abraham responde (29)
    • El rico insiste (30)
    • Abraham responde (31)

¿Se ha cambiado la actitud del rico ya que está en Hades?

  • Por un lado,
    • El rico no dice abiertamente que su castigo es injusto. No pide ser liberado de su tormenta; sólo pide la más mínima misericordia.
    • El rico se preocupa por el destino de sus hermanos.
  • Sin embargo,
    • El rico no pide por la humanidad, solo por sus hermanos.
    • Las dos peticiones del rico demuestran que él todavía no estima a Lázaro. El rico ve a Lázaro como siervo o mensajero. No piensa en Lázaro como su hermano. El rico en su vida encarnaba la actitud de Caín: "¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?" (Gn 4.9) (Snodgrass, 430)
    • Algunos comentaristas dicen que hay una implicación egoísta del comentario del rico en v. 28: que el rico está diciendo que si él hubiera tenido suficiente información de parte de Dios, él no estaría sufriendo en el Hades. Abraham le explica que la Ley y los Profetas son suficientemente claros en cuanto a la forma en que se debe tratar a los necesitados.

¿Cómo sabe el rico el nombre de Lázaro en el Hades (Lc 16.24)? ¿Es posible que en su vida el rico hasta sabía el nombre del hombre necesitado que quedaba a la puerta de su propiedad pero no hizo nada por él? Este hecho haría el pecado del rico aún más abominable.


Comentarista John Nolland menciona algo interesante acerca de la parábola del rico y Lázaro: El rico dice que sus hermanos viven en la casa de su padre, pero no pide que Lázaro sea enviado a su padre, solo a sus hermanos. Es probable que los padres ya fallecieron, y los hermanos vivían con el rico en la propiedad familiar. Si es así, el rico sabe que sus hermanos son igualmente culpables del mismo pecado de él, porque ellos, igual al rico, vivían en esa casa y no hicieron nada para aliviar el sufrimiento de Lázaro, que quedaba a las puertas de la propiedad.


En Lucas 16.31 Jesús anticipa su propia resurrección. Él sería resucitado en el futuro cercano; sin embargo, muchos no creerían, porque ellos no creían a Moisés y los profetas que hablaban de él.


El comentario de Hendriksen dice que la respuesta de Abraham al rico en vv. 25-26 tiene dos enfoques:

  • Versículo 25 explica que el envío de Lázaro para aliviar al rico sería inapropiado.
  • Versículo 26 dice que además el envío de Lázaro sería imposible.

La parábola del rico y Lázaro termina sin decirnos lo que sucedió con los cinco hermanos del hombre rico. Esta falta de resolución probablemente fue adrede, para forzarnos a ponernos en el lugar de ellos, y preguntarnos, ¿Qué pasará conmigo? ¿Atenderé a Moisés y los profetas? ¿Ayudaré a los necesitados? ¿o cerraré mis ojos a la necesidad de ellos?


En Lucas 16.31 Abraham insiste que él no enviará a Lázaro a los hermanos del hombre rico para advertirles. Esto es similar al ministerio de Jesús. Su generación pidió señal, pero Jesús rehusó darles la señal que deseaban (p. ej., Mt 12.38-39, 16.1, 16.4).


¿La parábola del rico y Lázaro enseña la salvación por las obras, o por la pobreza de uno?

  • Debemos notar que esta es una parábola, una historia breve, y no una teología sistemática.
  • Debemos notar que esta parábola no habla de las razones por las cuales Lázaro es llevado al cielo. Este punto no es el enfoque de la parábola.
  • Si los pobres fueran automáticamente salvos, no habría incentivo para ayudarles. Alguien podría decir, "¿Para qué ayudar a los pobres? ¿Les pondríamos en peligro de perder una salvación automática si les ayudáramos a salir de su miseria." Pero esta parábola enseña la importancia de ayudar a los pobres.
  • La salvación es por la fe, pero si alguien dice que tiene fe, pero es tan insensible que no ayuda a la persona muriendo de hambre a la puerta de su casa, se demuestra por su insensibilidad que no tiene una fe verdadera. (Stg 2.15-16, 1 Jn 3.17).

En Lucas 16.24 el hombre rico llama a Abraham "Padre Abraham", y en v. 25 Abraham le llama "hijo." Esto demuestra que el rico era un Judío, un descendiente de Abraham. ¡Qué escándalo hubiera sido para los contemporáneos de Jesús oir que un hijo de Abraham puede estar en el lugar de tormenta y castigo. Además, muchos de ellos veían las riquezas como señal de la bendición de Dios. Ellos habrían considerado al hombre rico como un hombre aprobado y bendicido por Dios. Para los Judíos, eran los Gentiles, los pecadores, los paganos, que estarían en el infierno. Pero Jesús contempla la posibilidad de un Judío rico en el infierno.

Textos similares:

  • Mateo 3.8-9: "Producid, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no penséis decir dentro de vosotros mismos: “A Abraham tenemos por padre”, porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras."
  • Lucas 13.28-30: "Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Vendrán gentes del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos." (Snodgrass observa que este texto tiene paralelos con la parábola del rico y Lázaro: un cambio de fortunas y la mención de Abraham.

El pecado del hombre rico en la parábola del rico y Lázaro es que fue ciego a las necesidades de Lázaro, que quedaba a su puerta. Snodgrass, 433-434, dice que una de las marcas de un discípulo es la habilidad de ver. Snodgrass menciona Lucas 7.44 en este conexión.


Lucas 16.19-31 en su contexto inmediato en el Evangelio de Lucas:

  • 16.1-13 es otra parábola acerca del uso del dinero
  • 16.14 nos dice que los Fariseos eran avaros, y su burla forma la ocasión de la parábola
  • 16.16-17 enfatizan la importancia de la ley y los profetas, un tema que aparece en 16.29-31
  • Capítulo 17 efectúa un cambio de tema, al tema del perdón y las relaciones interpersonales