http://articulos.giffmex.org > ministerio > predicación

Doxológico y apasionado

  • Un sermon bueno es una canción de amor a Dios y a esta porción de su Palabra, y el predicador lo canta a los oidores para inspirarlos a cantarla también
  • Mientras un sermón deficiente es una tarea que el pastor hace porque es parte de su trabajo

Bíblico

  • Un sermon bueno es fiel al sentido del texto bíblico, predica el texto mismo
  • Mientras un sermón deficiente usa el texto bíblico como punto de partida para hablar de otros temas y promover las ideas o la agenda personal del predicador

Lenguaje sencillo

  • Un sermon bueno usa palabras claras y sencillas, y se puede entender aun por las nuevas personas
  • Mientras un sermón deficiente usa vocabulario técnico sin definirlo, usa vocabulario espiritual sin definirlo, y supone un alto nivel de conocimiento de parte del oidor

Concreto

  • Un sermon bueno usa ilustraciones y lenguaje pintoresco y concreto para llamar la atención y para ilustrar los conceptos
  • Mientras un sermón deficiente se queda en conceptos abstractos

Activo

  • Un sermon bueno usa la voz activa (“Los Romanos arrestaron a Jesús”)
  • Mientras un sermón deficiente usa la voz pasiva (“Jesús fue arrestado por los Romanos”)

Respetuoso y hospitalario

  • Un sermon bueno critica los argumentos erróneos y las prácticas inapropiadas, pero siempre respeta y es sensible a personas de otros grupos
  • Mientras un sermón deficiente critica y ridícula a personas de otros grupos

Bien pensado

  • Un sermon bueno está puesto por escrito por lo menos como bosquejo, con resumen, objetivo, necesidad, puntos, breve descripciones de las ilustraciones, transiciónes, y la conclusión escrita palabra por palabra
  • Mientras un sermón deficiente consiste en lo que se le ocurre a la mente del predicador cuando llega al púlpito

Enfocado y preciso

  • Un sermon bueno se puede resumir en una sola oración gramatical. con un sujeto y un verbo
  • Mientras un sermón deficiente no tiene un enfoque preciso, o tiene doble enfoque, o va de una idea a otra sin conexión. Si es predicador no puede resumir el mensaje que quiere comunicar en una sola oración, mucho menos los oyentes
  • Un sermon bueno expresa claramente el resumen del sermón, o al final de la introducción o al inicio de la conclusión, o ambos
  • Mientras un sermón deficiente deja los oidores en confusión en cuanto al mensaje principal que deben sacar del sermón

Puente

  • Un sermon bueno tiene un equilibrio entre el mundo bíblico y el mundo contemporáneo y sirve como puente entre estos dos mundos
  • Mientras un sermón deficiente
    • o se queda en el mundo bíblico y no lo conecta a la realidad de los oyentes…
    • …o predica las palabras del texto a la situación de hoy pero ignorando su contexto original en el primer siglo

Fácil de seguir

  • Un sermon bueno anuncia sus transiciones muy claras y explícitas que sirven para guiar al oidor
  • Mientras un sermón deficiente sigue y sigue y el oidor no tiene idea dónde está
  • Un sermon bueno tiene una secuencia lógica de un punto al siguiente
  • Mientras un sermón deficiente va en círculos y se repite mucho

Se predica a si mismo

  • Un sermon bueno incluye al predicador en cuanto a la aplicación (“Nosotros debemos…”)
  • Mientras un sermón deficiente proyecta la idea que el predicador es superior a los oidores (“ustedes deben…”)

Interesante

  • Un sermon bueno mantiene el interés de los oidores porque el tema es relevante a las necesidades de ellos, porque el predicador está apasionado por lo que dice el texto, y porque el predicador toma el tiempo para investigarlo bien y componer un sermón llamativo
  • Mientras un sermón deficiente aburre a los oidores porque es irrelevante, porque el predicador no predica con convicción, y porque el sermón es superficial y preparado a medias. Pierde el tiempo tanto del predicador como de los oidores.

Breve y conciso

  • Un sermon bueno solo pasa media hora por las mejores de razones – cuando se trata de algo sensible, algo controvertido, algo que requiere un alto nivel de explicación, o se dirige a una crisis que se está pasando en la iglesia
  • Mientras un sermón deficiente…
    • …pasa media hora porque el predicador se desvía del tema o porque no sabe adonde va
    • …pasa media hora porque el predicador no disciplina su dicción para ser preciso y conciso
    • …pasa media hora porque el predicador no practicó su sermón en voz alta por lo menos dos veces antes de predicarlo
    • …pasa media hora porque el predicador debe dividir el contenido en dos sermones

Buen uso de la introducción

  • Un sermon bueno tiene una introducción llamativa – una ilustración, una afirmación controvertida, una pregunta profunda, información interesante
  • Mientras un sermón deficiente tiene una introducción que suena como si saliera de un diccionario bíblico

Buen uso de ilustraciones

  • Un sermon bueno tiene ilustraciones que resaltan la necesidad de los oidores, que apoyan los puntos, o que ayudan a explicar los puntos abstractos
  • Mientras un sermón deficiente tiene ilustraciones desconectadas que el predicador debe guardar para otro sermón donde caben mejor

Buen uso de humor

  • Un sermon bueno usa humor para apoyar el mensaje
  • Mientras un sermón deficiente usa chistes para ocultar la falta de buen contenido en el sermón

Buenas nuevas

  • Un sermon bueno levanta al pecador con buenas nuevas sin pasar por alto su pecado
  • Mientras un sermón deficiente desanima al pecador, y lo conduce a la desesperación

Buen uso de la conclusión

  • Un sermon bueno tiene una conclusión que resume el cuerpo del sermón y usa lenguaje retórico para animar a los oidores a la aplicación
  • Mientras un sermón deficiente…
    • …o no es claro donde los puntos terminan y la conclusión empieza
    • …o se termina abruptamente, y los oidores quedan sorprendidos que ya terminó.

Fácil de discernir la aplicación

  • Un sermon bueno invita a los oidores a ponerlo en práctica de una forma concreta, medible, y realista
  • Mientras un sermón deficiente…
    • …o tiene una aplicación teórica o abstracta, y no da ejemplos concretos de cómo se puede aplicar
    • …o exige de sus oidores más de lo que humanamente se puede hacer

Modelado por el predicador

  • Un sermon bueno es un sermón que el predicador mismo trata de modelar con su actitud y su vida, aunque imperfectamente
  • Mientras un sermón deficiente es un sermón que el predicador proclama con su boca pero niega con su vida