http://articulos.giffmex.org > vida cristiana > trabajo y finanzas

Encontré esto en un boletín de culto que guardé. No decía quién fue el autor.

Cuando nada doy:

  • Doy un voto para cerrar la iglesia.
  • Me aprovecho de las donaciones y servicios de otros.

Cuando doy menos que el año pasado:

  • He experimentado una disminución en mis ingresos…o…
  • He cambiado mis prioridades…o…
  • Pongo en duda la necesidad del trabajo que está haciendo la iglesia.

Cuando doy menos del diez por ciento de mis ingresos:

  • Hago menos de lo que se exigía del Judío más pobre.

Cuando doy de mala gana:

  • No hallo gozo en mi ofrendar.
  • Yo soy una desilución para el Señor, porque Dios ama al dador alegre.

Cuando rehuso planear mis ofrendas por adelantado:

  • Fallo en seguir el plan de Dios de 2 Corintios 9.7.
  • Hago difícil para los líderes de la iglesia hacer los planes para el año.

Cuando doy semanalmente:

  • Ayudo a realizar el programa planeado de la iglesia.
  • Es más fácil para mi evitar la acumulación de mis obligaciones de mayordomía.
  • Encuentro satisfacción y gozo en ofrendar.
  • Obedezco el plan dado por Dios en 1 Corintios 16.2.

Cuando doy proporcionalmente:

  • Seré bendecido en mis ofrendas y seré enriquecido en toda manera, según 2 Corintios 9.11.
  • Aumentaré mis ofrendas a medida que aumentan mis ingresos.